Recomendación: 100 gecs

Influenciadxs por múltiples géneros musicales de la última década, el dúo formado por Dylan Brady y Laura Les, definitivamente llegó para romper todas las estructuras de la música pop que conocíamos hasta ahora. Autotune, punteos de guitarra, bajos potentes y letras sin sentido se fusionan en el proyecto disidente, 100 gecs. Si sos de lxs que disfrutan la mezcla de géneros, el especial de hoy es perfecto para vos.

Ambxs productores y compositores nacidxs en Estados Unidos —Los Angeles y Chicago, específicamente—  han dado mucho de qué hablar en la comunidad autogestiva de Soundcloud luego de lanzar su primer EP homónimo. Algunxs aman su sonido, mientras otrxs lo definen como un “Infierno Pop”, pero hay algo que nadie puede negar y es el impacto que tuvieron gracias a la innovadora producción que han logrado en sus trabajos hasta la fecha.

Al escucharlxs por primera vez, puede que lxs que no crecieron acompañadxs por la explosión masiva de Internet, se sientan un poco confundidxs por el ecléctico cambio de  estilos que  100 gecs nos ofrece. Definitivamente recomendamos escuchar la banda varias veces para familiarizarnos con el sonido.

La banda fusiona distintas referencias del mainstream y del underground, construyendo así, su propio estilo. Aunque no están creando nada “nuevo” per se, la manera en la que encastran las piezas es lo que hace que todo se sienta tan fresco. Ambos productorxs juegan y experimentan musicalmente, manteniendo funciones técnicas muy precisas. Esa característica única lxs hizo ganar reconocimiento rápidamente y así fue como lograron trabajar con grandes artistas como Fall Out Boy, Rico Nasty, Charli XCX, Tommy Cash, entre otrxs, luego de lanzar su primer álbum: “1000 gecs”.

El álbum comienza con “745 sticky”, una canción que relata de manera honesta con un giro cómico la rutina del trabajador promedio, mientras juega con influencias tomadas del dubstep. “Money Machine” es el single del álbum, la voz con autotune de Laura Les rapeando da un épico comienzo y quienes vivimos nuestra etapa emo, notamos la referencia a la banda electro pop 30h!3. Luego nos encontramos con “800 db cloud” que nuevamente nos muestra fuertes influencias de dubstep, aunque esta vez mezclado con death-metal, y ambos cantan sobre cosas como el amor, fumar marihuana, tomar Monster y el dinero.

“I Need Help Immediately” es un collage de anarquía sonora, se escuchan  samples, pruebas de instrumentos digitales y melodías pegadizas sin un orden musical. “Stupid Horse” probablemente es la canción más pegadiza del álbum, la cual nos cuenta la historia de alguien que pierde todo su dinero por apostar en una carrera hípica, al ritmo de una canción Ska y que nos deja una linda moraleja de liberación animal. “Ringtone” nos relata una situación que sucede comúnmente en las relaciones afectivas de la generación Z, hablamos de ese momento en el que sentimos mariposas en el estómago al recibir el mensaje de alguien especial… aunque a veces todo se transforma en algo demasiado intenso y no queremos apegarnos demasiado. Aunque el álbum esté a punto de finalizar, el ritmo dance de “hand crushed by a mallet” nos pone en humor para una fiesta digna del comienzo de los 2000s, para terminar con  un drop tan duro como algo que Skrillex podría hacer y la última frase de la canción es clara: “You just copy everything we do, If I wasn’t me, I’d copy me too» (Tan solo copias todo lo que hacemos, si yo no fuera yo mismx, también me copiaria”).

El estilo y la actitud del hip hop está presente en todo momento pero encasillar a 100 gecs solamente en eso no sería justo, también debemos agregar la fuerte influencia emo, en conjunto con la intimidad del indie pop y la maravillosa producción de la música electrónica. Además, una de las tantas características admirables es el sentimentalismo en juego, no solo en las palabras rítmicamente precisas, sino también en el caos sonoro que luego de cada caída, vuelve a remontar, como la vida misma. 

¡Gracias 100 Gecs!