Recomendación: Thundercat

Otro día de recomendaciones y hoy nos escaparemos un poco de nuestro ambiente para hablar de un artista que ha desafiado los límites de los géneros musicales y que se ha destacado tanto en sus trabajos en solitario, como en sus trabajos colaborativos.

Stephen Lee Bruner, más conocido como Thundercat, comenzó su carrera participando de la banda Suicidal Tendencies entre 2002 y 2011, por donde también han pasado musicos como Dave Lombardo de Slayer o Robert Trujillo de Metallica. Desde entonces ha publicado cuatro álbumes de estudio, además de ser reconocido como una de las mentes maestras detrás de «To Pimp A Butterfly» de Kendrick Lamar. 

Su carrera musical comenzó a muy temprana edad, siendo hijo de músicos, Stephen se interesó en el bajo y tuvo su primera aparición estelar en una boy band llamada No Curfew. 

Unos años después colaboraría con Kamasi Washington en los discos «Live at 5th Street Dick’s» y «The Proclamation».

A fines de los 2000 Bruner ya era conocido en la escena musical, colaborando con Erykah Badu y Flying Lotus. Para la publicación de su primer disco, «The Golden Age of Apocalypse», Thundercat presenta un debut increíblemente diverso, Bruner se involucraba con sonidos electrónicos y del jazz, pero también coqueteaba con el pop y el soul, sin perder la coherencia del álbum, algo admirable para cualquier álbum y sobretodo para un debut.

Dos años después, en 2013, publica «Apocalypse», una especie de continuación de su primer álbum, tal vez. Ahí deja claro que por más que sea un músico increíblemente talentoso, no deja de sentir la música, y no sobrecomplica ni los ritmos ni los temas de sus letras. Ya para 2017 y la publicación de «Drunk», su tercer álbum de estudio, Thundercat es referente y crea expectación. 

Entre ambos álbumes, Stephen se da tiempo para trabajar en «To Pimp A Butterfly», tercer álbum de estudio de Kendrick Lamar, uno de los más importantes de la carrera del rapero, y probablemente de los mejores y más importantes discos de la década recién pasada. El disco tiene como eje principal la dureza de la vida afrodescendiente en Estados Unidos, inspirado después de un viaje de Lamar a distintos sitios históricos en Sudáfrica, como la celda en la que estuvo prisionero Nelson Mandela por 18 años.

Este año, Thundercat lanzó «It Is What It Is», uno de los mejores discos del año y de su discografía. Con colaboraciones de BadBadNotGood, Childish Gambino y Steve Lacy, entre otros, el disco se siente liviano, perfecto para el contexto que vivimos. Los ritmos experimentales entre jazz, electrónica y pop no son densos y transitan elegantemente con las letras divertidas y audaces de Bruner.

«Black Qualls», por donde desfilan algunos de los nombres anteriormente mencionados, es quizá la joyita del disco, con influencias de la música ochentera, se convierte automáticamente en un clásico, una canción para sentirse bien en el medio del derrumbe de las cosas como las conocíamos. El álbum logró tal notoriedad que «Funny Thing», sin siquiera ser single del disco, llegó a ser una de las canciones más conocidas de Thundercat, gracias a Tik Tok y sus challenges.

Consideramos que siempre es bueno cerrar el año con algo desconocido, y que mejor que Thundercat, aunque si no lo conocían, no sabemos bajo que roca han vivido. Ya es tarde para incluirlo en su Spotify Wrapped, pero puede pasar a ser parte de la edición 2021.