Recomendación: Little Joy

La recomendación de esta semana es del rock más soft de toooooodo el género “soft rock”, que a pesar de estar en un hiatus hace bastante tiempo sigue siendo uno de los side projects más queridos del mundo indie. Hablamos de Little Joy.

En 2006, en el festival musical de Lisbon, dentro del line-up de bandas estaba The Strokes, el grupo que estableció el sonido rock en Nueva York en la década del 2000, y Los Hermanos, una banda de rock formada en Río de Janeiro. En el contexto del festival, Fabrizio Moretti y Rodrigo Amarante de las respectivas bandas anteriores se conocen y comienzan a soñar con una banda nueva, un proyecto diferente a los que pertenecían.

En 2007, con Los Hermanos en hiatus, Amarante viajó a la ciudad de Los Ángeles para trabajar con el artista Devendra Banhart, en donde conoce a la multi-instrumentalista Jordana “Binki” Shapiro y por casualidades de la vida Amarante y Moretti se encuentran entre sesiones de grabación. Una vez que los tres se encuentran en el estudio de Los Angeles, comenzaron a tocar algunas canciones sueltas y eventualmente surgió la idea de crear Little Joy.

El disco debut homónimo de la banda fue grabado entre las sesiones con Devendra Banhart, quien se convirtió felizmente en un colaborador de la banda, y fue producido por Noah Georgeson. Luego de su lanzamiento el 4 de Noviembre de 2008, los medios musicales lo recibieron casi con la misma dulzura que la música expresaba. Ya que como fue el plan inicial, la música de «Little Joy» fue mucho más sutil que los trabajos con The Strokes y Los Hermanos.

«Little Joy» es descrito como uno de los discos más dulces y fáciles de disfrutar de forma consistente. Recibió buenas críticas de Pitchfork, Rolling Stones e incluso el escritor y liricista Nick Hornby, mejor conocido por escribir «High Fidelity». Los tres integrantes se turnaron para grabar voces, percusiones y guitarras dependiendo de lo que cada canción necesitaba y el disco cuenta con once canciones, la mayoría escritas por Fabrizio Moretti. 

Este álbum produjo dos singles, «No One’s Better Sake» y «The Next Time Around», pero la que tomó más atención del público general fue la única canción en portugués, «Evaporar», la canción de Rodrigo Amarante que cierra el disco siendo una canción lenta, solo acompañada de una guitarra suave mientras el brasileño habla sobre un amor ligero que puede llegar a desaparecer con una simple brisa.

El grupo se fue a hiatus indefinido luego de que la relación amorosa entre Fabrizio y Binki acabara, a pesar de decir en algunas ocasiones que los términos de su separación fueron amigables, no se sabe si en algún momento volverán a hacer música juntos.

Este proyecto es un camino diferente para los integrantes y definitivamente fue una buena elección. Así que si se sienten con ganas de algo suave para relajarse en estas tardes de verano, Little Joy puede llegar a ser su compañero perfecto.