Mujeres Bacanes: Amy Lee

Mujeres bacanes hay en todos lados, pero este viernes nos centraremos en una eminencia en la música del rock y metal alternativo. Hablamos de Amy Lee, compositora, pianista, diseñadora, pero por sobre todo, vocalista y co-fundadora de Evanescence, quien posee un estilo único y reconocible de vestimenta  victoriana; corsés, faldas y botas hasta las rodillas y un maquillaje que muestra un sutil estilo  gótico.

Amy Lynn Lee nació el 13 de diciembre de 1981 en California, Estados Unidos. Desde muy temprana edad se sintió atraída a la música y la composición clásica. Siendo su primera creación a los 11 años, de ahí en adelante no paró. Gran parte de su inspiración proviene de su experiencia propia y también de la partida de sus hermanos.

Su proyecto con Evanescence, nació en un campamento para jóvenes donde conoció a Ben Moody, quien es co-fundador y primer guitarrista de la banda. En menos de un mes ya estaban presentándose en librerías y cafeterías. En total bajo el nombre de la banda publicó seis álbumes, donde se puede ver el icónico estilo musical con la imparable y fuerte voz de Amy y los arreglos con guitarra, piano, batería e incluso instrumentos de cuerda como el violín y el cello.

El último álbum de la banda «The bitter truth» fue publicado durante marzo de este año, en el cual Amy relata la partida de su hermano menor Robby: Mi meta es mostrar la imagen más honesta que puedo de mí misma. Es un ejercicio terapéutico y a veces he de indagar en cosas que no sé articular para mí misma sin la ayuda de la música. En este disco en concreto fui a las profundidades e intenté ser clara en lo que digo en las letras, ser más específica. Hay cosas de las que hablo en las letras que prefiero quedarme para mí misma y no abundar en ellas. Es como mi secreto” , contaba durante una entrevista hace unos meses atrás.

Amy también ha trabajado como solista, de los cuales tiene dos álbumes «aftermath» (2014)  y «Dream too much» (2016). Este último le dió un giro inesperado a su carrera musical ya que es un disco de música infantil, dedicado para su hijo Jack Lion.

Aparte de su reconocimiento musical, hay que tomar en cuenta que ella ha diseñado varios de sus trajes para los videos y conciertos. Entre los cuales podemos ver en el video musical de «Going Under» o un vestido que llevó en los Grammys del 2004.

Sin dudas es una mujer con múltiples dones, dentro de ellas su confortable pero potente voz, y una gran sensibilidad para plasmar experiencias en sus canciones. Lo cual hace que sea tan bien recibida por los espectadores desde el inicio de su carrera musical. Obviamente, se merecía estar dentro de nuestro especial del día de hoy.