Foto por: Martin Gino Borrello.

«Garbage people»:

el fantasma de los noventas del que no nos queremos librar

Garbage People es una banda de rock alternativo de Buenos Aires. Tres son las personas que nos muestran su trabajo bajo este nombre, contando con Luna Noejovich en el bajo y voz secundaria, Luca Armano en la guitarra y voz principal, y Mora Cutuli en la batería. Esta banda de jóvenes comenzó a forjarse en el 2017 gracias a miradas en los pasillos de la secundaria y recomendaciones en redes sociales.

No buscan encerrarse en un solo sonido. Priorizan la idea que tengan y se dejan llevar por lo que necesite cada canción, lo que los lleva a experimentar con distintos estilos y plasmar diversas influencias en su sonido. Esto mismo se demuestra arriba del escenario, donde la vibra y los sentimientos que transmiten alternan constantemente y de forma abrupta, lo que logra mantener la atención permanente de lxs auditores.

Entre sus influencias más directas aparecen a artistas como Radiohead, The Smashing Pumpkins, Liily, King Krule, Blur, Royal Blood, Brockhampton, Dilly Dally, Sonic Youth, Supergrass, Bloc Party, Marilina Bertoldi y Soda Stereo, lo que se muestra directamente en su primer EP homónimo.

Este primer lanzamiento vio la luz a fines de 2019. Cuenta con tres canciones, la primera es «Real Music IS Dead», que nos da un sonido grunge clásico donde destaca su ritmo calmado, pero pegajoso, la voz principal profunda y las armonías de una segunda voz más aguda. La letra de esta canción es también oscura o sucia, danndo como precedente del estilo de la banda el verso en específico donde dicen que están atrapados en los 90s.

«Junkie Face», el segundo tema, tiene un sonido definido por guitarras más animadas que en el anterior y, en general, un sonido más brillante. El conjunto instrumental no resulta abrumador en ningún momento, incluso en las partes más fuertes. Cierra el EP «Modern Love», un tema con tintes más acústicos donde el sonido vuelve a ser lento y profundo, melódico. Ya cerca del final todo se vuelve más intenso, lo que da el cierre perfecto para este conjunto de canciones.

Este EP fue grabado, producido y mezclado en Fragata Records por Matias Diyorio, mientras que la masterización se llevó a cabo en Camarón Brujo por Naku Berneri. Actualmente la banda está trabajando en su primer disco y comparten todo este proceso con nosotros a través de sus redes sociales, por lo que les invitamos a revisar este camino pinchando aquí.

Comparte en
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter