«Lo peor del siglo» de Frucola Frappé:

Terapia musical para la adultez moderna

La banda chilena Frucola Frappé, en este contexto casi apocalíptico, ha lanzado su nuevo disco de nueve tracks cargados de nostalgia y emotividad, pero que lleva consigo una frescura y energía que sin duda alguna ayudará en estos días aún un tanto invernales. Es una conjugación perfecta entre el pop de banda y elementos digitales, como bases electrónicas y sintetizadores.

El álbum, llamado «Lo peor del siglo», es un relato directo sobre la juventud y la ciudad. Es un intento por sobrevivir entre las frustraciones, las angustias y el amor en tiempos de internet. Aborda también problemáticas cotidianas desde la perspectiva del paso al mundo adulto; la presión, las desigualdades, hasta el miedo a equivocarse y el (muchas veces) intenso amor juvenil en el que nos podemos ver atrapades.

Todo esto fue acompañado por una esencia santiaguina, con elementos como la comida al paso, las galerías del centro, el cemento y el acelerado ritmo de la vida. La mezcla resulta perfecta: Es un disco capaz de llegar a los sentimientos más íntimos de una generación adulta que no quiere serlo y que cuestiona su existencia constantemente entre sopaipillas de carrito, caminatas eternas y un cansancio que parece no terminar.

La banda, compuesta por cinco miembros, contó también con participaciones de artistas nacionales, entre ellos el músico talquino Diego Lorenzini y el vocalista de Niños del Cerro, Simón Campusano, quienes acompañaron el segundo track, «Mortal Kombat», el cual es una reversión del disco acústico y homónimo de Frucola Frappé y que compara los fracasos de la vida con el juego que le da nombre. Cabe destacar que este trabajo lo abre «Sims», canción con la que nos acercamos a la banda hace unos meses atrás y que, aunque tiene un nombre casual, habla de sentirse atrapado y alejado del mundo por culpa del dolor.

Luego nos encontramos con «Calor», donde los sentimientos toman una forma más íntima al describir la tarde de una pareja que no parece estarlo pasando del todo bien, pero tampoco del todo mal. «Siempre Lo Intento» es una oda al agotamiento, miedo y angustia que genera existir cuando, como dice la canción, nada está bien, y tienes que buscar alguna forma de sobrellevar tu propia vida.

Otro que estuvo presente fue R3na, proyecto de Luciano Venegas y parte del sello Gemelo Parásito, quien participó en «Cierra Todo», uno de los singles que fue publicado hace unos meses atrás y donde Frucola Frappé asumen nuevamente que todo está mal, pero de una manera que resulta casi confortante. El título alude a cerrarse en la vida ante los miedos, pero también dejar la puerta abierta a las amistades, lo que siempre hace bien.

«Internet», con sus sintetizadores y un ritmo lento, expone las dificultades de convivir con tu mundo interno y el externo. Nos habla especialmente de esos momentos en que sabes que debes ser funcional y que tienes cosas «más importantes» de las que preocuparte que los sentimientos negativos que llenan tu alma, lo que hace que comiences a ignorar tu autopercepción y no puedas trabajar en tus propias inseguridades, ya que tu tiempo se vuelve menor al intentar satisfacer las necesidades y expectativas del resto del mundo.

La onda retro se vuelve aún más predominante en «Películas de Acción», trabajo que parece tratar sobre una relación problemática, y que compara esta tensa situación y las dinámicas que genera con películas de acción de baja calidad. La canción hace énfasis casi por completo al coro, que se repite una y otra vez, y hacia al final destacan los efectos que nos recuerdan a las escenas de peleas en videojuegos.

Casi al final del álbum se encuentra la participación de Fonosida, otra banda de Gemelo Parásito, en «Un SMS a tu corazón», una suave balada pop interpretada por Saskya Campos (vocalista de Fonosida) y Camilo Morales (vocalista de Frucola Frappé). La banda trata de racionalizar momentos de angustia, tratar de ver lo positivo en lo negativo, pero con un ritmo lleno de tristeza y voces cansadas que vuelven del mensaje una mera intención, no una realidad. El último minuto es prácticamente una canción distinta, con aires lo-fi que continúan en el corte final del álbum.

La guinda de la torta es Pelmazo Sad, quien rapea en «Muerto x Dentro», la canción que cierra el disco, y cuya colaboración venía dándose en algunas presentaciones en vivo. Es un tema que envuelve todo el sentir del disco. La tristeza, el vacío, la añoranza, el sentir que tu existencia es irreal, que no puedes más, que simplemente estás muerto en vida y que solo quieres alejarte de todo y todos, no estar más.

Este nuevo álbum trae consigo el estilo y temática que tanto nos gusta. Es como tener a tus amigos tocando en el living de tu casa y contándote sus sentimientos sin tapujo alguno, con un sonido de lo-fi suave y pop retro que se vuelven capaces de quitar el peso y estrés que el mundo parece no poder dejar de sentir, haciéndonos sentir acompañades de forma íntima y agradable, casi como terapia en forma de álbum. Esperamos que ustedes lo puedan disfrutar tanto como nosotres.

«Lo peor del siglo» fue grabado durante el año 2019 en las casas de Ariel Retamales y Felipe Díaz, en Santiago, y producido y mezclado por Martín Pérez Roa (a.k.a Merci Merci) en Estudio Niebla. Además, fue masterizado por Arturo Zegers en Estudio 050. El arte de portada estuvo a cargo de Luz Sierra y Sebastián Álvarez.

Comparte en
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter