«ZEROS» DE DECLAN MCKENNA:
UN FUTURO (NO TAN) DISTÓPICO

En los últimos años bastante se ha hablado de cómo el futuro para la humanidad se torna cada vez más incierto. Cada día nos enfrentamos a vertiginosos avances tecnológicos, a una crisis climática descomunal, a los efectos de un capitalismo que han terminado por convertirnos en una frívola sociedad consumista y hasta a una pandemia mundial que nos tiene más solos que nunca… Mirando el vaso medio vacío pareciera que el fin está a la vuelta de la esquina y Declan McKenna ha llegado para anticipar lo, aparentemente, inevitable con su nuevo lanzamiento: «Zeros».

Grabado en un estudio de Nashville durante el año pasado con la colaboración del productor Jay Joyce, Declan presenta a «Zeros» como un álbum conceptual donde sus principales tópicos son la oscuridad y la eventual destrucción del mundo tal como lo conocemos. Con marcados toques “apocalípticos” y un glam rock muy de los setenta, el disco nos adentra en un caótico y cósmico viaje a través de diez éxitos que nos permiten conocer una nueva faceta del joven músico británico.

 

“We’re going to get ourselves killed!” es la primera frase que podemos escuchar cuando la enérgica «You Better Believe!!!» se encarga de introducirnos al fin de los tiempos. Acompañada de algunos gritos, metáforas un poco violentas y sonidos espaciales, esta canción en palabras del cantante “es probablemente la más agresiva líricamente”. Declan ha mencionado que para él el concepto de destrucción puede ser visto desde diferentes aristas, “cada día el mundo se destruye lentamente de pequeñas formas y You Better Believe es como algo al respecto”.

«Be An Astronaut» es la segunda pista, probablemente una de las canciones más épicas del álbum. En ella se puede notar toda la “vibra británica” del músico, como también sus influencias. Elton John, Queen, Paul McCartney, Bowie… Es como si todos ellos estuviesen presentes desde la segunda mitad de la canción donde todo el ambiente que crea junto a su banda explota en un potente éxtasis melódico. Por otro lado, en lo que respecta a la narrativa del disco, aquí se menciona por primera vez a Daniel, personaje metafórico creado por el artista que aparecerá recurrentemente en algunas de las siguientes canciones.

El tercer corte trae nuevamente el disco a la tierra. «The Key To Life On Earth» fue la segunda canción que pudimos conocer del álbum a mediados de abril, cuando el cantante nos sorprendió lanzando un video junto al actor Alex Lawther (protagonista en «The End of the F***ing World»), con quien comparte un parecido físico que da miedo. En una primera instancia, Declan admitió que escribió esta canción basándose en los suburbios donde vivió y sobre las cosas que vio y que aún recuerda con claridad, «de cierta forma, refleja mis sentimientos sobre cuán hostiles pueden ser las relaciones humanas”, y en una entrevista radial que tuvo hace unos días para promocionar su trabajo, agregó que en realidad no hay ninguna clave para vivir en la Tierra. “Todos somos ignorantes de alguna forma, casi ni entendemos el mundo y nos ponemos a pelear con otros por nuestras perspectivas”.

«Beautiful Faces» fue el primer single que pudimos conocer de «Zeros», una canción bastante inmersiva que captura de manera magistral muchas de las actuales ansiedades con las que luchan muchos adolescentes debido al impacto de las tecnologías en sus vidas. Por ello, no es de extrañar que la NME la describiera como “el nuevo himno para la juventud condenada”, luego que Declan además mencionara que la canción es sobre los jóvenes en el mundo moderno y lo intimidante que esto puede ser. “Es sobre lo aterrador de ver tanto y sentir que estás haciendo tan poco”, en sus palabras.

“El mundo simplemente no está diseñado para todos” fue una de las frases que mencionó Declan al momento de referirse a «Daniel You’re Still A Child», la quinta canción de su álbum, donde podemos acercarnos mucho más a Daniel, un intrigante personaje que surgió de la necesidad expresiva del cantante. Lo cierto es que Declan confiesa frecuentemente sentirse como un niño, caminando por las calles por donde solía vivir, recordando sus vivencias y esta canción nos transporta un poco a ese ambiente. Es como si estuviera dirigida hacia alguien que conoce bastante bien, tanto su pasado como quien es realmente en el presente. “Daniel a pesar de no haber hecho nada malo parece ser despreciado, intimidado e incomprendido, a la hora de escribir no solo me observé a mi mismo y a mi vida, sino también a otros”.

«Emily» es un respiro de los sintetizadores y de la potencia presente durante el disco, se trata del sexto corte que inicia solo con Declan y su guitarra, melodías dulces y suaves donde aparentemente todo va bien… hasta que la letra se vuelve tóxica y aterradora. Es una canción que trata de retratar el lado más obsesivo que pueden llegar a tener las personas y lo perjudicial que este puede ser para otros. Cabe destacar que esta canción no va dirigida a nadie en especifico, ya que el cantante mencionó que a pesar de que conoce un par de Emilys, solo fue un nombre que llegó a su cabeza a la hora de componer.

«Twist Your Side» es probablemente la canción con la lírica más metafórica e interpretativa del álbum. Declan no ha dicho mucho al respecto además de “a veces necesitas dejar las cosas hablar”, pero podría considerarse como un mensaje hacia la prensa amarillista, sobretodo si tomamos el término “sol” no solo como otro de sus elementos espaciales que aportan al sentido estético del álbum, sino literalmente como el reconocido periodico británico “The Sun”. De esta forma, la frase “El sol, al que nadie puede tocar” podría estar vinculada a una crítica al poder de los medios de comunicación, lo que no sería nada extraño tratándose de Declan…

Voces robóticas y procesadas, ambiente futurista, mucha energía y una pizca de locura. Quizás la mejor forma de describir «Rapture» sea como un “atacazo ansioso”. Nuevamente encontramos varios guiños hacia el poder que tienen las tecnologías sobre nosotros y sobre lo agobiantes que pueden llegar a ser para nuestras vidas. Para McKenna simplemente “es una dramatización de todo lo que siento que está pasando”.

 

Históricamente, bastante común ha sido el hedonismo de la gente adinerada por viajar de un lugar a otro buscando las mejores condiciones de vida sin ponerle real importancia a los problemas ambientales que actualmente afectan a la naturaleza y a todos en la Tierra, pero ¡sorpresa! Citando a la penúltima canción del álbum, “el dinero no evitará que te mojes”. «Sagittarius A*» es la oportunidad perfecta para encontrarnos nuevamente con la faceta crítica de Declan McKenna, esta vez su intención es condenar a los poderosos por sus delirios de escapar de la emergencia climática, delirios que hasta los han llevado a considerar la absurda idea de colonizar Marte. 

“Todo cambia y nada es para siempre”, esta frase atribuida a antiguos filósofos como Heraclito con su famoso “panta rei” es el tópico principal que le da cierre al álbum. «Eventually Darling» es el último mensaje que ha querido entregarnos Declan, para nuestra sorpresa, con un tono esperanzador, ya que dentro de todo el caos que percibe sigue creyendo que aún tenemos una oportunidad para remediar las cosas. Por esta razón, luego de pintarnos como provocaremos la destrucción del mundo desde diferentes perspectivas, como si hubiese viajado al futuro para traernos noticias, nos deja el cuestionamiento: “¿Lo harías de nuevo?”.

Comparte en
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter