Unknown treasures: «Amateurs & Professionals» de Penfold

Es pleno otoño, caen las hojas y para esto es completamente necesario tener en nuestro repertorio la musica ideal para acompañar la nostalgia de los días amarillos y los atardeceres rojos, así es como queremos traer la palabra musical a sus corazones y mostrarles una preciosa joya perdida en el tiempo, con sus casi 37 minutos «Amateurs and Professionals» de Penfold es una opción segura para apalear y acompañar nuestra nostalgía.

Penfold es una banda estadounidense oriunda de Nueva Jersey conformada por Brian Carley (Voz y Guitarra), Mike Jones (Batería) Rich Stewart (Guitarra) y Steve Jones (Bajo y voces). Es parte de esa tanda de bandas post-hardcore del 90 que tocaba en sótanos y lugares pequeños, sin mayor pretensión que hacer música que hablará sobre lo que no se solía decir en voz alta, sus problemas y sueños. La movida era la autogestión, juntarse con amigos a vomitar emociones a máximo volumen, sacar todo lo que se pudiera hacía afuera y dejar que la energía hiciera el resto. Así es como «Amateurs and Professionals» nace de forma casi espontánea, sin mayor preparación, solo por las ganas de dejar un registro de lo que estaban haciendo hasta el momento.

El álbum «Amateurs and Professionals» es una declaración de amor de sus 4 miembros tantos a las guitarras arpegiadas, como a los acordes estridentes, una voz fuerte y desgarradora, que nos envuelve en su lírica sencilla y sobre todo, honesta. Líneas de bajo muy sólidas y a ratos protagónicas, envueltas en una batería que nos guía desde la sutilidad de un redoble hacía explosiones desbordantes de energía, demostrandonos que podemos encontrar todos los ingredientes perfectos para un viaje emotivo en la desnudez de una adolescencia que se vivió a flor de piel.

Penfold en esta, su segunda entrega, nos habla desde su lírica sobre emociones como la nostalgia, las pérdidas y el arrepentimiento diciéndonos sin vacilar que es posible querer llorar y reír al mismo tiempo. Que es más usual de lo que creemos el sufrir por soñar cosas que quizás nunca ocurrirán, que la idealización es un sentimiento caótico y que incluso “los ojos más cercanos y bellos, podrían desaparecer y romper nuestros corazones”.

Es imposible no destacar dentro de esta joyita del 98’ ya un poco más inmersos en este viaje emocional, su tercera pista «I’ll Take You Everywhere» que nos retrata esa añoranza de los sueños perdidos, las promesas sin cumplir y las ganas con las que nos quedamos, una suerte de «I wish you were here» pero post-hardcore, comienza su relato con un arpegio sencillo de guitarra, que evoca un simbólico final de ciclo. Poco a poco se va sumando la instrumentalidad que lentamente va evolucionando hacia la crudeza del abandono, subiendo la fuerza de sus acordes, aumentando en velocidad e intensidad, para explotar en un vórtice gigantesco de soledad y recuerdos, haciendo énfasis en su leitmotiv “si tuviera otra oportunidad, te llevaría a todas partes, porque ahora que no estas aqui, ya ningún lugar se siente siquiera similar”. Cabe destacar que el mismo Bryan Carley nos confiesa que sus palabras se tratan sobre la pérdida de un familiar que simplemente decidió marcharse y no estar más en sus vidas, aunque ciertamente,  es el vacío que deja la pérdida de un gran afecto el que genera esa sensación de devastación.

Cada una de las 7 pistas de «Amateurs and Professionals» tiene un mensaje y personalidad propia dentro de la estética tan característica del post-hardcore, es una mirada introspectiva hacia el exterior, un viaje sobre la conexion y desconexion, con mensajes como el que tan solos estamos en nuestros sentires, sobre ese inoportuno nudo en la garganta que no permitió salir esas palabras y dejaron ese indicado momento, como un vacío en el recuerdo nocturno. Nos habla sobre qué tan real es nuestra percepción sobre el mundo, las personas que nos rodean o por el contrario la percepción del mundo sobre nosotros. Realmente es una recomendación para escuchar mientras caminas, en la soledad de tu cuarto o compartirlo en la intimidad mientras las estrellas se alinean, el sol se esconde o la luna se asoma, lo que quieras, siempre que estés dispuesto a conectar con esa voz que sueles callar y que tanto quiere gritar todo lo que siempre quisiste decir.

Comparte en
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter