Lunes de Icónicos: «Running Up That Hill»

de Kate Bush y David Gilmour

«Running Up That Hill (A Deal With God)» es una de las canciones más importantes de la cantautora británica Kate Bush. Esta canción marcó un hito en la carrera de la artista en su tiempo y ahora volvió a estar sobre la mesa del panorama musical gracias a su participación en la nueva temporada de «Stranger Things». Hoy con este Lunes de Icónicos en It Sounds Alternative no queremos ser menos y recordaremos este icónico hit con la memorable presentación de esta canción junto a David Gilmour en 1987.

Kate Bush es una cantautora, productora y artista británica conocida por su arte interpretativo. Hija menor de una familia con dotes artísticos e influenciada por la música, Bush aprendió a tocar instrumentos y comenzó a componer sus piezas musicales a temprana edad, lo que le permitió conseguir un contrato con el sello discográfico EMI a la edad de 16 años. Como dato, la compañía le otorgó dos años de preparación a Kate antes de su primer disco, tiempo que la cantante lo aprovecharía para tomar clases de expresión corporal, algo que luego sería característico de su carrera como artista.

Bush adquirió reconocimiento en la industria rápidamente gracias a su estilo musical experimental y sus interpretaciones vanguardistas, las cuales se potenciaron con la danza y narrativas complejas características de ella. Tras adquirir experiencia gracias a sus tres primeros discos, el control total del proceso creativo de su música se volvió mucho más importante para Kate que la comercialización de su arte. Esto llegó al punto de casi costarle su carrera musical como compositora y productora hasta el lanzamiento del single «Running Up That Hill (A Deal With God)».

La canción marcó un antes y un después en la artista y hasta el día de hoy, 37 años después de su estreno, sigue haciendo historia. En la época, la canción logró ser Top 10 en Reino Unido y Top 30 en Estados Unidos. Ahora, utilizada en la cuarta y nueva temporada de «Stranger Things» como la canción favorita de Max Mayfield (Sadie Sink), la serie hizo que esta canción llegara a generaciones nuevas que no estaban familiarizadas con el hit ni con la cantante. El nivel de popularidad en redes sociales como TikTok fue tal que «Running Up That Hill (A Deal With God)» llegó al puesto n°1 en iTunes y en Spotify en Estados Unidos en menos de una semana.

David Gilmour es un músico y compositor británico conocido por ser integrante de una de las bandas más influyentes del siglo XX, Pink Floyd. Su trabajo en la banda junto a su desarrollo en solitario lo ha ubicado dentro de la lista de “los 100 mejores guitarristas” de la revista Rolling Stone y ha sido denominado como uno de los músicos más influyentes en la historia de la música.

La relación de amistad entre Kate Bush y David Gilmour se remonta incluso años antes del inicio de la carrera musical de la artista, época en la que ella era una adolescente. En 1987, Gilmour contó en una entrevista que fue un amigo en común con la familia Bush que le contó sobre Kate y le pasó una cinta de la cantante. “Estaba intrigado por esta extraña voz,” le contó Gilmour a BBC. Luego de esto, relató: “fui a su casa, conocí a sus padres en Kent. Y ella me mostró, dios mío, deben haber sido 40 o 50 canciones en cinta. Y pensé: ‘debería intentar hacer algo.’» Tras esto, Gilmour presentó la canción «The Man with a Child in his Eyes» de la cantante a la compañía discográfica EMI y fue así como Bush obtuvo su contrato de grabación con el sello, con el cual publicaría cinco discos más adelante, además de tener a Gilmour en la producción de dos canciones de su primer disco, «The Kick Inside».

Es sabido por todos los seguidores de Kate Bush que la artista no es muy fan de las presentaciones en vivo. Sobre esto, señaló que durante la gira “Tour of Life”, en 1979, ella planeaba hacer dos discos más y promocionar ambos con sus respectivos tours, pero que, al finalizar la grabación de lo que sería su cuarto disco, «The Dreaming», ella se encontró demasiado sumergida en el proceso creativo del proyecto.

En una entrevista con el medio The Independent, la artista contó: “y también, cada vez que termino un disco, entro a proyectos visuales e, incluso si son piezas bastante cortas, siguen siendo una cantidad enorme de trabajo para armar. Así que comencé a desviarme de la idea de ser una artista en vivo, a ser una de grabación con visuales incluidas”

Sin embargo, en marzo de 1987, Kate Bush se presentó en el escenario del Secret Policeman’s Third Ball con David Gilmour en coros y guitarra para tocar las canciones «Running Up That Hill (A Deal With God)» y «Let It Be». Con la icónica batería que inicia junto al riff tocado por Gilmour, los talentos de estos dos grandes artistas se combinan para hacerle más que justicia a la canción de Bush. Esta enérgica presentación se vuelve emocionante de presenciar a medida que avanza, nos lleva de vuelta a los años ochenta en un segundo y nos recuerda por qué esta genialidad de Kate Bush se mantiene viva a pesar de los años.

Comparte en
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter