A 30 años de «Dookie»

01-02-2024 | Reseñas

Interpretando las raíces de una banda revolucionaria

Reseña por @sebaxtini

¿Cómo hacerle justicia a un disco tan icónico como el «Dookie»? Un álbum que, ya con 30 años desde su lanzamiento, podemos ver no solo su impacto en la escena musical de ese tiempo, sino que además la influencia que este ha llevado a nuevos géneros y bandas por décadas, siendo recordado como uno de los discos más emblemáticos del rock hasta la actualidad. Hoy daremos un vistazo a este mítico disco de la banda estadounidense Green Day.

Los inicios de la década de los 90 había sido marcada por la caótica y efímera llama del grunge junto a grandes nombres como Nirvana y Pearl Jam, y que al mismo tiempo ya venía mostrando su declive. Por otro lado, un género más antiguo y que había influenciado al anterior, venía ganando notoriedad junto al mismo ruido y caos que su compañero de moda. Hablamos del punk rock, género nacido en Inglaterra y que iba ganando fuerza dentro de las juventudes de Estados Unidos. 

Es dentro de este contexto que Green Day, banda que ya se encontraba con su formación actual de Billie Joe Armstrong en la voz y guitarra, Mike Dirnt en el bajo y Tré Cool en la batería, buscarían llevar su música aún más lejos. 

En 1993, ya con algunos EPs, un cambio de nombre y dos álbumes bajo el brazo, Green Day firmaba su primer contrato con un sello multinacional, Reprise Records, acción que causó un gran repudio por parte de la escena, la que los vió como “vendidos”. Es así que se lanza su tercer álbum de estudio «Dookie», el 1 de febrero de 1994. Un disco entretenido, en donde cada integrante brilla y se hace notar, con letras directas, personales y honestas al más estilo punk, con toques de cotidianeidad, en una búsqueda también de retratar problemas e ideas que en esos tiempos eran mucho más tabús que en la actualidad.

Con una duración aproximada de 38 minutos, el álbum cuenta con 15 canciones (contando «All By Myself» como track escondido), las que fueron mayormente escritas por Billie Joe. El título originalmente elegido por la banda fue “liquid dookie” (diarrea en español), debido a los problemas estomacales que empezaron a sufrir los integrantes en la gira de su anterior trabajo, «Kerplunk». Este finalmente fue cambiado a solo “dookie”, para no hacerlo tan grotesco.

Casi como si de una narración se tratase, el álbum da inicio con «Burnout» y «Having A Blast», canciones que nos hacen pasar de la apatía, indiferencia y aburrimiento de una persona, a la ansiedad y emociones reprimidas que sólo buscan estallar. A continuación, la ira se apodera de «Chump», una canción que habla sobre un odio hacia la nueva pareja de su ex pareja. Un tema visceral y crudo, donde ocurre un cambio rotundo en el ritmo hacia su final, en una especie de interludio al próximo tema: «Longview».

Siendo el primer sencillo del álbum, «Longview» se caracteriza por el protagonismo de la línea de bajo y un distintivo ritmo en la batería, con cambios constantes entre las estrofas y los coros, que funcionan como explosiones de energía. Aquí, se vuelve a tocar el tema del aburrimiento, en un día donde no se hace nada más que procrastinar. 

No es de extrañarse que, a pesar de terminar no siendo el tema más popular del álbum, si tiene un gran mérito en el éxito final de «Dookie», generando mucha expectación y ganando una gran notoriedad también gracias a su videoclip, el que fue reproducido varias veces a la semana por MTV, según cuentan sus integrantes. Este también le trajo múltiples apariciones en premios, como lo fue a un Grammy en 1995 a mejor actuación de hard rock, siendo una de las cuatro nominaciones que tuvo a este galardón ese año.

Estos cambios de ritmos e intensidades se mantienen en «Welcome To Paradise», tercer single del álbum, la que trata sobre las propias experiencias vividas por el cantante cuando se mudó a una casa abandonada con sus amigos, dentro de un barrio peligroso, y de lo que significó también para él vivir por su cuenta en estas condiciones. Esta canción es una regrabación, ya que su primera versión fue lanzada para su segundo álbum de estudio «Kerplunk» en 1991.

La siguiente en la lista, «Pulling Teeth», nace bajo la inspiración de una inocente pelea de almohadas entre el bajista Mike Dirnt y su pareja de ese entonces, situación que terminó en un accidente, con el músico lesionado de sus dos codos. En un tono un poco más lento, la letra da un giro más oscuro a esta historia, hablando de un abuso y violencia dentro de una relación, en la que el narrador siente que no puede escapar.

Se podría argumentar que la canción a continuación es la más popular de Green Day hasta la fecha. Y es que es innegable la influencia que «Basket Case» ha provocado en más de una generación de artistas y fans de la música pop y rock en general. Una gran cantidad de covers por músiques que van desde Avril Lavigne hasta Bastille, nominaciones a premios por mejor canción, interpretación y videoclip, aparición en la mayoría de las listas de mejores canciones de rock, y muchos más hitos que sólo demuestran el gran aprecio por parte del público, siendo una de las infaltables en sus conciertos.

La canción habla sobre los ataques de ansiedad que sufría el cantante en ese tiempo, haciéndolo sentir como si se estuviera volviendo loco. Su videoclip fue grabado en un ex hospital psiquiátrico, buscando retratar este pensamiento de Billie Joe de perder la cabeza y que le hacía creer tener una enfermedad mental grave. Tiempo más adelante, sería diagnosticado y tratado por sus ataques de pánico.

Al contrario de canciones anteriores como «Chump» o  «Pulling Teeth», «She» está escrita como una canción de amor del cantante. Siendo una de las favoritas del músico, nació después de que su pareja le mostrase un poema bajo el mismo nombre, y narra cómo Billie ve a su pareja queriendo liberarse de las normas represivas contra las mujeres, y le pide que le siga hablando (y gritando) sobre feminismo para entender y aprender al respecto. La historia continúa con «Sassafras Roots», aunque de manera menos profunda, hablando de perder el tiempo y de hacerlo en su compañía.

Las temáticas amorosas se siguen manteniendo en «When I Come Around», aunque otra vez con un tono diferente. Esta narra a una persona hablando con su actual vínculo, demostrando que él quiere una relación más casual que la que busca ella en realidad. Por otro lado, «Coming Clean» es una canción simple, que nos cuenta sobre la bisexualidad de Billie Joe y el identificarse con su orientación a los 17 años.

Escrita por el bajista, «Enemius Sleepus» nos cuenta sobre encontrarse con un amigo después de mucho tiempo y sentirse mal por ver en lo que se ha convertido. Esta misma sensación de desagrado se encuentra en «In The End», canción que habla de la madre de Billie Joe, y sus pensamientos con respecto a la relación que esta mantenía con su nueva pareja después de la muerte de su padre.

Oficialmente, la última canción del álbum es «F.O.D», la que trata sobre una persona planeando mandar a todos a la mierda, después de guardar su ira por mucho tiempo, diciendo literalmente y de manera directa ”Fuck off and die” (“vete a la mierda y muérete”), significado también de las iniciales del título. Un tema que cambia entre una primera parte acústica, con solo el cantante y una guitarra, para pasar a una sección completamente rockera y punk, dando un cierre perfecto a todo el viaje del disco. Esto diríamos si no fuera por la canción oculta «All By Myself», escrita e interpretada por el baterista Tré Cool, hablando entre risas sobre encontrarse solo, haciendo alusión a estar masturbándose, dando ahora sí un cierre definitivo al álbum.

El arte del disco estuvo a cargo de Richie Bucher, quien intentó retratar de alguna manera la Bahía Este de California, lugar icónico del punk rock en Estados Unidos, siendo bombardeada por perros con el nombre “dookie” en ellas. Por otro lado, la contraportada original es una fotografía de Ken Schles sacada al público en una presentación del grupo en 1993, teloneando a Bad Religion. Esta imagen se caracteriza por contar con una marioneta de Ernesto de Plaza Sésamo, llevada por une de les asistentes al show. Tiempo después, el personaje sería retirado del disco, siendo solo la fotografía del público. Se ha rumoreado que la decisión fue debido a una demanda por parte de la serie, aunque esto nunca ha sido confirmado.

30 años han pasado desde el lanzamiento de este trabajo que disparó la carrera de Green Day, y que influenció a un montón de bandas tanto de la época como posteriores. Casos como el de All Time Low, hablando sobre lo que significó «Dookie» para la banda, o ser el primer show en su vida al que asistió Ed Sheeran, son claros ejemplos de estas experiencias, así como las variadas versiones interpretadas por artistas de todo tipo muestran lo relevante que estas canciones han sido para la música y la cultura pop de hoy en día. Ya sea por las icónicas presentaciones de esa gira, que van desde la pelea de barro en Woodstock 94’ a Billie Joe tocando desnudo en el Madison Square Garden, o los conciertos del último tiempo de la banda tocando el disco de principio a fin, es que no podemos más que seguir celebrando este maravilloso álbum que no parece aún tener límites.

«Yo no te pido la luna» por Javiera Mena

En esta nueva edición de martes de covers, les hablaremos de la versión de una canción querida y recordada durante generaciones. Hoy nos referimos a «Yo No Te Pido La Luna» de Daniela Romo, interpretada por Javiera Mena.

«Yellowjackets»

Este jueves de cine hablamos de «Yellowjackets», una intrigante serie ambientada en la década de los 90  que sigue la tradición narrativa del clásico libro «El señor de las moscas».

«boy» de Luke Hemmings

Luke Hemmings, vocalista principal de la banda australiana 5 Seconds Of Summer, nos invita en este domingo de gente triste a conocer su segundo EP en solitario: «boy», una oda a la soledad y al descubrimiento del sí mismo.

«Espresso» por Wallows

Este martes de covers presentamos «Espresso» de la multifacética cantante estadounidense Sabrina Carpenter, esta vez interpretada por el trío Wallows.

«Last Words of a Shooting Star» de Mitski

Domingo de Gente Triste queremos explorar una de las canciones de Mitski que nos muestra cómo ella puede definir perfectamente la tristeza. Hablamos de «Last Words of a Shooting Star».

Karen O.

Si hablamos de mujeres bacanes en la música, una de las que destaca dentro del indie rock, por su poderosa presencia, su icónico estilo y su peculiar voz, sin dudas es Karen O, vocalista de Yeah Yeah Yeahs.

«Perfect Days»

La película de este jueves está dedicada a los aficionados del cine optimista, quienes aprecian la belleza en los rincones más recónditos de la sociedad. Una prueba de cómo se puede sentir tanto con tan poco. Hablamos de «Perfect Days».

«Linger» por Royel Otis

Este nuevo martes de covers hablaremos de a la icónica canción «Linger», interpretada esta vez por Royel Otis.

«Love Is a Laserquest»

En este nuevo Unknown Treasure, nos teletransportamos al año 2011, cuando Arctic Monkeys estrena su disco «Suck it and see», para hablar de una de las joyas más recordadas de esta era: «Love Is a Laserquest».

«Home» por Twenty One Pilots

Nos tomamos este martes de covers para conmemorar el cover de «Home» de Edward Sharpe and the Magnetic Zeros interpretado, por supuesto, por Twenty One Pilots.