Kim Deal

29-03-2024 | Mujeres Bacanes

Cuando hablamos de mujeres involucradas en el desarrollo del rock alternativo, es imposible no pensar en Kim Deal, quien probablemente sea una de las intérpretes más carismáticas e ingeniosas que haya salido del género. En este nuevo viernes de mujeres bacanes hablamos de una de las músicas más importantes para el desarrollo del rock en los noventa.

Nacida el 10 de junio de 1961, bajo el nombre de Kimberley Ann Deal, en Dayton, Ohio, Estados Unidos, Deal fue una estudiante muy proactiva y unida a su hermana gemela (Kelley Deal), proponiéndose planes entre sí para ser parte de las porristas o cantar canciones al estilo folk. Pero aunque parecieran ser las típicas chicas estadounidenses de las películas, con el pasar de los años se volverían cada vez más rebeldes y discordantes respecto a los estereotipos de su ciudad de origen; en sus propias palabras:

Era un pueblo de glam metal y lo odiábamos, las mujeres tenían que ser supuestamente sexys y no se les permitia rockear”.

Así iniciaba un ideal de contrastar las expectativas de los demás, y de ser como se les diera la gana. Las hermanas Deal se encantaron con la música de bandas y artistas como Elvis Costello, Sex Pistols y Gang of Four; gustos que iban en contra del auge de estilos como el glam metal en Ohio, o el punk rock en Estados Unidos e Inglaterra por los ochenta.

Toda esta discordia culminaría en la decisión de hacer ellas mismas la música que querían escuchar. Sus cimientos se dieron cuando su padre le compró una guitarra a Kim cuando esta tenía trece años. Era su padre el que le daba las tablaturas que interpretar y las lecciones de las que aprender. Pero, a pesar de su temple frente a las expectativas de los demás, las discriminaciones no se podían evitar: “Si eras una niña, nadie quería tocar contigo, a no ser que tu instrumento fuese el pandero”. Ya que no era capaz de igualar a los héroes de la guitarra de aquellos tiempos, Kim decidió escribir sus propios cortes, inspirando a su hermana en el proceso.

Pasaron los años y Kim termina sus estudios escolares. Ingresó a varias universidades para estudiar carreras relacionadas a la biología y la tecnología médica. Después de cierto tiempo se casó con John Murphy (relación que no duraría más allá del fin de la década) y se mudó a Boston, Massachusetts. Allí trabajó de técnica de laboratorio, cumpliendo con su cometido académico, pero aún le faltaba cumplir su objetivo musical; hacer música. Fue así como llegó, de mera casualidad, a un anuncio en el Boston Phoenix, en el que se buscaba a una vocalista que cantase temas como los de Peter, Paul & Mary y Hüsker Dü. A ella le pareció gracioso el anuncio, y fue a la audición sin ningún trayecto vocal ni musical de carácter profesional. Sorprendentemente para ella, fue aceptada en el grupo, aunque según cuentan los integrantes Charles Thompson (Black Francis) y Joey Santiago su bienvenida a la banda fue tanto porque nadie más se había postulado, así como porque parecía ser la persona que buscaban. Por si aún no se han dado cuenta, estamos hablando de la legendaria banda Pixies, y del inicio en el mundo musical por parte de Kim Deal en 1985, mientras ella trabajaba en la oficina de un médico.

Con la llegada del baterista David Lovering a la banda, Pixies empezaría a componer y lanzar material a fines de los ochenta, siendo Kim y Charles las mentes detrás de las letras y composiciones. Bajo este dinamismo, tanto creativo como vocal, lanzarían sus obras emblemáticas «Come on Pilgrim» y «Surfer Rosa» en 1987 y 1988 respectivamente. El carisma de la banda, de los vocalistas y de las canciones atrajo a una buena cantidad de gente, formándose así una comunidad underground que seguía de cerca los pasos de esta banda compuesta de universitarios, cosa que ocurría con varias agrupaciones similares en aquellos tiempos (es por esto que al rock alternativo se lo conociese como college rock o rock universitario). Luego la banda se lanzaría al estrellato con «Doolittle», la cual ha sido catalogada desde su salida como la obra cúlmine de la agrupación.

Algo característico de Kim durante el período ochentero de los Pixies es que se acreditaba a sí misma con su nombre de casada, “Mrs. John Murphy” (si alguien tiene una copia de «Surfer Rosa», u otro material temprano de Pixies, puede fijarse en los créditos). Esta práctica nació a partir de la recomendación de una amiga suya, la cual le dijo que usara aquel nombre para infundir respeto. Ella le hizo caso, pero no para obtener el respeto de los demás, sino para burlarse de la idea de que había que ser hombre para ser reconocido en el mundo de la música, o del arte en sí.

En todo este material temprano de Pixies, una de las cosas que siempre se destacaban era el intrínseco dinamismo entre ambos vocalistas, cualidad notable en canciones como «Gigantic», «Break My Body», «Tony’s Theme», «Where Is My Mind?», «Monkey Gone to Heaven», «I Bleed», etc. Y es que Black Francis y Kim Deal se complementaban casi inmaculadamente. Pero no todo es perfecto, ya que se sabe que la relación entre ambos dos no era muy amigable, y esta no hacía más que empeorar con el paso de los años. Y ¿cómo no iba a ser así?, Francis era un cantautor egocéntrico, aunque carismático, al cual no se le podía dejar sin su pizca de atención, mientras que Kim era una cantautora encantadora que, aun sin hacer nada, se llevaba la atención y aclamo de la gente, más que nada por su simpleza y lo genial que se veía en el escenario.

La enemistad llegó a tal punto que Francis rechazaba muchas, si es que no todas, de las propuestas de Kim; y esta, al ser tímida en aquellos tiempos, solo decía “oh, está bien, no te preocupes por eso”. Aunque Francis dijo que el porqué se rechazaba cada propuesta de Kim era que, supuestamente, al escuchar sus proposiciones lo hacían mediante unos amplificadores de mala calidad y bajo la influencia de la marihuana, pero Kim dijo en una entrevista que “Cuando los periodistas preguntaban ‘¿Por qué Kim no canta más?’, él se levantaba de la mesa. Se portaba muy mal”. En una ocasión Francis explotó contra Kim en vivo, pateando su guitarra, cuando esta llegó tarde a un concierto con las entradas agotadas, situación que casi le provoca el despido a Kim. Francis ha dicho que se arrepiente de dicho evento, pero este marcaría la seria desavenencia entre ambos integrantes a fines de los ochenta.

Al ver que sus ideas se estaban desatendiendo, y que su situación en la banda era cada vez más insufrible, Kim no se quedaría de brazos cruzados. Esta se pondría manos a la obra para materializar sus composiciones, e hizo su propia banda junto a su amiga Tanya Donelly, cuya amistad se formuló durante la gira de 1988 de sus respectivas bandas. Así nace The Breeders, una banda en la que Kim tuvo la libertad que anhelaba en Pixies durante los noventa.

Algo curioso de Breeders es que en sus inicios parecía ser más bien un “supergrupo”, una clase de agrupación musical compuesta de intérpretes experimentados y aclamados en el rubro. Y esta etiqueta no se le dio por nada, basta con ver su formación original para darse cuenta del porqué; la guitarrista Tanya Donelly, de Throwing Muses; la bajista Josephine Wiggs de Perfect Disaster; el baterista Britt Walford (bajo el seudónimo de “Shannon Doughton”) de Slint, y la guitarrista y vocalista Kim Deal de Pixies.

Es por esta época que Kim estaría ocupada en ambas bandas, cosa que no le gustó para nada a Francis, ya que ella se ausentaba mucho durante el proceso creativo de los álbumes «Bossanova» y «Trompe le monde», los últimos álbumes de Pixies en los noventa. De hecho, Kim ya había empezado a grabar «Pod», el disco debut de Breeders, un mes antes que Pixies empezase a grabar «Bossanova». Francis no se lo tomó para menos, y desde que se dio cuenta que Kim Deal ya no se dedicaría solo a Pixies decidió ser el único compositor de la banda. Es por eso que la participación de Kim en aquellos álbumes es casi mínima, si es que no solo la necesaria.

Toda la tensión llegaría a su punto cúlmine cuando Francis, mediante un fax a todos los miembros de Pixies, anuncia el fin de la agrupación. Un final abrupto, pero para Kim no significó mayor problema, puesto que ya había grabado «Pod» y «Safari» con Breeders antes de la separación repentina de su otra banda, y también antes del cambio de personal en Breeders. Así que para ella significó un peso menos en la espalda, y un debido relajo de tanta discusión y problemática. 

Breeders lanzaría su álbum más aclamado en 1993, antes de su separación; «Last Splash» fue la punta de la lanza para la proposición de la banda, un rock alternativo dinámico y ruidoso, con tendencias al noise pop y al slacker rock. Este álbum fue tan emblemático que agrupaciones como The Prodigy usaron dos cortes del disco para samplearlos, y Kim Gordon, de Sonic Youth, dirigió el video musical de «Canonball» junto al director de cine Spike Jonze. Así, habiendo creado su gran obra,  la banda se desvaneció por varios años, pero la creatividad de Kim no cesó, así como sus problemas no dejaron de agravarse.

En 1995 formaría The Amps, una banda compuesta por el baterista de Breeders, Jim Macpherson, Nate Farley, Luis Lerma y Kim Deal. Su origen no es uno muy feliz, ya que este proyecto nació por la drogadicción que estaba sufriendo la hermana gemela de Kim. Para peor, solo pudieron lanzar un EP (uno bastante bueno por lo demás) ya que hubo una discusión fuerte entre ambos miembros fundadores y la banda se acabó separando en 1997.

Con el pasar de los años, Kim y sus viejas amistades se han reconciliado y/o recuperado de ciertas problemáticas como bien pueden ser las adicciones. Así es como su proyecto The Breeders ha vuelto a los escenarios con todo su esplendor, y su persona no ha sido desestimada; a modo de ejemplo, ha sido invitada para tocar junto a otras bandas de antaño, como Dinosaur Jr.

Kim Deal apenas si ha envejecido, y si lo ha hecho, lo ha hecho para bien. Si bien es imposible que la veamos tocar su icónico bajo de nuevo en canciones como «Hey» o «Gouge Away», todavía podemos disfrutar de su talento en sus otros proyectos e invitaciones. 

«Home» por Twenty One Pilots

Nos tomamos este martes de covers para conmemorar el cover de «Home» de Edward Sharpe and the Magnetic Zeros interpretado, por supuesto, por Twenty One Pilots.

«The Prophecy» de Taylor Swift

En esta ocasión, hablamos de «The Prophecy», canción de Taylor Swift que captura el anhelo de la cantante por cambiar su futuro, preguntándose si su destino es vivir en solitud.

«Video Games» por Gracie Abrams

Prepara tu mejor café y ponte cómode, porque el día de hoy hablaremos de «Video Games» de la inigualable Lana Del Rey, esta vez interpretada por Gracie Abrams.

«102» de The 1975

Hace más de 10 años, Matty Healy nos presentaba por primera vez una de las baladas más melancólicas de su carrera; la primera canción de The 1975 y la que nos reúne el día de hoy. Así es, hablaremos de «102».

«It’s There Somewhere» de Halsey

Hace más de 10 años, Matty Healy nos presentaba por primera vez una de las baladas más melancólicas de su carrera; la primera canción de The 1975 y la que nos reúne el día de hoy. Así es, hablaremos de «102».

Lorde

Es otro viernes de mujeres bacanes, dentro del especial de Tumblr, hablaremos de una cantante neozelandesa que...

«Submarine»

Llega un nuevo jueves de películas y esta vez, hablaremos de una joyita indie que cambiaría el rumbo de muches...

«Take It Or Leave It» por Arctic Monkeys

La frase de “él solo quería ser parte de The Strokes” nunca fue tan cierta como con el cover a continuación. En esta semana especial de Tumblr, nos referimos a «Take It Or Leave It» por Arctic Monkeys.

Monumentour

Comenzamos la semana con un nuevo lunes de momentos icónicos, y es que si estuviste en el lado emo de Tumblr,...

«Gold» de Starflyer 59

¿Se han preguntado cómo sonaría un álbum de shoegaze tanto triste y apesadumbrado como dulce y melódico? Starflyer 59...