«The Tortured Poets Department»: Puedo hacerlo con el corazón roto

19-04-2024 | Reseñas

Reseña por @vxl.ink

Esperar lo inesperado se hace costumbre cuando eres un fan de Taylor Swift y esta no sería la excepción. En medio de su discurso de aceptación tras ganar su Grammy número 13, entre los rumores del pronto lanzamiento de «Reputation (Taylor’s Version)», Taylor sorprendería al mundo con el anuncio de su nuevo álbum «The Tortured Poets Department» que nos reúne el día de hoy. Tomen asiento,  preparen sus pañuelos y sus diccionarios, porque después de esto no hay vuelta atrás.

Significando un salvavidas para la cantante, reencontrándose con la emoción detrás de escribir canciones y con la premisa  “Incluso las estatuas se desmoronan si están obligadas a esperar”, Taylor nos invita a vivir junto a ella cada etapa del duelo, sumergiéndonos en lo abrumador y complicado que es el proceso de sanar, esta vez, acompañada de colaboraciones de grandes artistas como Florence Welch y Post Malone. Eso sin dejar atrás la participación de sus grandes amigos y colaboradores Jack Antonoff y Aaron Dessner en la producción. 

El primer capítulo de esta historia es «Fortnight», canción que contó con la participación de Post Malone y que es el primer single de esta nueva era. Sorprendiendo por su sonido, el cual, se diferencia completamente a como se rumoreaba en los últimos meses. La canción cuenta la historia de una relación que poco a poco se va desvaneciendo, exponiendo lo desgastante que resulta ser intentar rescatar un amor que hace ya mucho tiempo está siendo insostenible. Algo que sería nuevamente tocado en algunas canciones del álbum y que nos da una pequeña visualización de los sentimientos de Swift en los últimos años.

Continuamos con «The Tortured Poets Department», una canción nostálgica en la que se nos explica lo complicado e íntimo de las relaciones humanas. Aquí Taylor nos cuenta acerca de la conexión que solía tener con una persona que, a pesar de todos sus defectos, podía comprender a la perfección y viceversa. Afirmando que nadie podría llegar jamás a entenderle al igual que ella, pero al mismo tiempo aceptando que todo aquello está en el pasado. 

Junto a «My Boy Only Breaks His Favorite Toys», lo caótico y complejo de las relaciones se hace presente. Usando la metáfora de los juguetes rotos, Taylor infantiliza a su amante, describiendo que no es capaz de cuidar y preservar aquello que ama, al igual que un niño que está propenso a romper aquellos juguetes que tanto quiere, esto mientras nos dice que a pesar de esto él la ama, pero comparando su relación con un castillo de arena que, aunque de lejos se ve firme y poderoso, puede llegar a desmoronarse en un instante, dejando ver que su relación es más bien turbulenta y frágil.

«Down Bad», se convierte en la representación clara de la depresión y el desamor. Usando la metáfora de una abducción extraterrestre, Swift explica la canción de la siguiente manera: “¿Cómo luego de mostrarme un universo completamente nuevo y que no sabía que era posible puedes simplemente dejarme en donde estaba antes?”. Haciendo alusión a sentimientos de pérdida y abandono, compañada de una suave melodía que nos acompaña en el dolor «Down Bad» se convierte en un apoyo fundamental cuando nos vemos enfrentades a una nueva realidad en donde nuestro ser querido ya no esta y como, de alguna manera, debemos aprender a vivir con eso.

Nos teletransportamos al ya reconocido track 5, posición que reconoce a  aquellas canciones más emocionales y personales en su repertorio y que ahora, con «So Long, London» se reafirma. Comenzando con un coro que repite “So Long, London”. Acompañado de un sonido rápido, Swift revive los recuerdos que le dejó su pasada relación, en donde el resentimiento, decepción y decoloración se hacen notar mientras piensa en los momentos felices y como es imposible volver atrás, dando paso a la aceptación y poniendo el punto final a aquella historia tan importante de su vida.

Elocuente y caótica, así nos recibe «But Daddy I Love Him», en donde haciendo referencia a «La Sirenita» y un sonido cargado de energía, se nos presenta a una pareja que todo el mundo rechaza. Más en concreto, una de las partes narra acerca de como su amante es visto como “inadecuado” escapando de las normas y expectativas de la sociedad quienes consideran aquel romance como catastrófico mientras nuestre protagonista grita que se niega a entrar en razón y es esa persona la indicada. Dicha narrativa se repetiría más adelante en la novena canción, «Guilty as Sin?» en donde la idealización, los rumores y el caos se conectan.

Entre liberación, huida y escape nos encontramos con la séptima canción del álbum,  «Fresh Out the Slammer», que remarca los sentimientos de libertad que siente la cantante tras cerrar un capítulo de su vida que la estaba coartando de ser ella misma, transformándola y entristeciendo sus días. Ya para el final de la balada Taylor dice fuerte y claro que se ha liberado, que todo estará bien porque ya está hecho y  ya pagó la condena. 

La bitácora continúa con «Florida!!!» canción que nos daría la tan esperada colaboración de Taylor junto a Florence Welch. Con un sonido inquietante y explotando con mayor fuerza en su coro, «Florida!!! representa el deseo de escapar, la desconexión de los problemas y de las decisiones que hemos tomado junto a sus duras consecuencias. Además de ser un espacio en donde une puede separarse de la realidad por algunos instantes, Florida también referencia a la primera ciudad en la que Taylor tocó luego de que su ruptura  amorosa fuera anunciada, alineando ambos acontecimientos y como The Eras Tour ha sido el lugar de escape de Swift durante todo este proceso.

Junto a «Who’s Afraid of Little Old Me?» Taylor revive ciertos sonidos y producciones similares a sus antiguos trabajos. Exponiendo las comparaciones a las que se ha visto expuesta a lo largo de toda su carrera, bajo la  premisa de “No durarías ni una hora en el asilo donde me criaron”. La canción deja relucir cómo ella se levanta con fuerza de las críticas y teorías que han hecho alrededor de su imagen, su forma de escribir y la forma en la que se relaciona, reconociendo que sí, todos deberían temerle. 

«I Can Fix Him (No Really I Can)» es el proceso de Taylor al intentar “arreglar” a su pareja, misma que es vista cómo problemática y peligrosa. La canción avanza con ella diciendo que ella ve algo que todo el mundo no, resaltando la bondad dentro de su corazón a pesar de que les demás le indican que no es así, algo que se ha visto en diferentes canciones pasadas del disco, pero con la diferencia que, al final del dia, Taylor sabe perfectamente que ella no debe y no puede arreglarlo. 

En un contraste doloroso, ‎«loml» se presenta como una balada en la que Taylor pasa de narrar la historia con el “amor de su vida”, pero limitándose en llamarlo loml (love of my life) una forma rápida y triste de reconocer que aquel amor que ella consideraba para el resto de su vida no es más que una ilusión, transformándose de una manera desgarradora en “la pérdida de su vida” en donde los sueños y expectativas que compartía con su amante se desvanecen lentamente, mientras ella reconoce que la relación no tiene salvación, dejando ir todas aquellas ilusiones que alguna vez la mantuvieron viva y luchando por su amor.

Comenzamos a despedirnos del álbum junto a «I Can Do It With A Broken Heart», la canción más “animada” del álbum y al mismo tiempo una de las más tristes. Exponiendo sus pensamientos depresivos, su agonía y su inmensa tristeza, Taylor nos muestra cómo ha sido para ella sobrellevar toda esta angustia mientras intenta poder dar lo mejor de ella en cada concierto. Y es que, como dice el dicho, el show debe continuar, y eso ella no lo iba a cuestionar. Siendo irónica, Taylor nos dice lo mal que lo estaba pasando mientras «The Eras Tour» solo estaba comenzando.

Siendo completamente diferente a su antecesora, «The Smallest Man Who Ever Lived» es una balada acompañada principalmente de un piano que presenta la contradicción, la polémica y la oxidación de un amor que considerábamos brillante. Siendo directa, le envía un mensaje a aquella persona con la que compartió una conexión especial y le pide explicaciones que ella sabe que nunca llegarán o por lo menos, no ahora.

La penúltima canción de este álbum, «The Alchemy» es un contraste a todo lo que hemos escuchado hasta ahora. Durante las anteriores canciones Taylor se sumerge en la destrucción, el caos, la depresión y el término. Pero en «The Alchemy» la visión cambia porque, al final del día, ¿Quiénes somos nosotros para oponernos a la alquimia? dándonos señales acerca de que, tras todo el sufrimiento y a pesar de que no es lo que busca, es inevitable para ella volver a sentir, esta vez de la mano de alguien que, la nota y la reconoce, algo que anteriormente no había pasado.

Cerrando este majestuoso álbum, «Clara Bow» nos muestra el paso del tiempo, en donde primeramente se nos presenta a la estrella Clara Bow, una actriz de los años 20 reconocida por sus papeles y al ser un símbolo e inspiración para las artistas de su época. A medida que la canción avanza hacemos un salto en el tiempo hasta los 70’s, ahora el símbolo es Stevie Nicks, una de las músicas más reconocidas a nivel mundial y que, al igual que su antecesora se ha visto enfrentada a la fama, la idea de su imagen y su comentaba vida amorosa. Ya casi al final, Taylor se nombra a sí misma, haciendo referencia que al igual que ella, muchas mujeres han marcado la historia, dejando notar su admiración y respeto hacia su historia e imagen, eso sin dejar un último mensaje acerca de cómo ellas su nombre sera recordado, pero remarcando que el futuro se ve brillante y deslumbrante, una clara alusión a aquellas artistas de esta nueva era que están listas para escribir su legado en la historia al igual que muchas mujeres antes. 

Pero esto solo sería la primera mitad de la gran historia que Taylor nos quería narrar este jueves a media noche, ya que a las 2 a.m en punto la cantante descolocó a todes con «Anthology» que, con 15 canciones confirma las teorías de que este último trabajo sería un álbum doble. 

Más allá de hacia quién van escritas sus letras, sus polémicas y rumores, «The Tortured Poets Department» viene a reafirmar lo que sabemos bien. Taylor Swift es una gran artista cuando de narrar historias se trata, su forma de desenvolverse y de crear un álbum completamente vulnerable no deja indiferente a nadie, teletransportando a les oyentes a una atmósfera llena de metáforas, sonidos e ideas provenientes de lo más profundo de su corazón. 

Considerado una catarsis, una liberación y un nuevo comienzo, «The Tortured Poets Department» abraza lo más oscuro de estos años en la vida de Taylor, transformando todo el dolor en poesía, rompiendo el corazón que nos acaba de robar con esta nueva era que se presenta cómo una de las más significativas en toda su carrera.

«Home» por Twenty One Pilots

Nos tomamos este martes de covers para conmemorar el cover de «Home» de Edward Sharpe and the Magnetic Zeros interpretado, por supuesto, por Twenty One Pilots.

«The Prophecy» de Taylor Swift

En esta ocasión, hablamos de «The Prophecy», canción de Taylor Swift que captura el anhelo de la cantante por cambiar su futuro, preguntándose si su destino es vivir en solitud.

«Video Games» por Gracie Abrams

Prepara tu mejor café y ponte cómode, porque el día de hoy hablaremos de «Video Games» de la inigualable Lana Del Rey, esta vez interpretada por Gracie Abrams.

«102» de The 1975

Hace más de 10 años, Matty Healy nos presentaba por primera vez una de las baladas más melancólicas de su carrera; la primera canción de The 1975 y la que nos reúne el día de hoy. Así es, hablaremos de «102».

«It’s There Somewhere» de Halsey

Hace más de 10 años, Matty Healy nos presentaba por primera vez una de las baladas más melancólicas de su carrera; la primera canción de The 1975 y la que nos reúne el día de hoy. Así es, hablaremos de «102».

Lorde

Es otro viernes de mujeres bacanes, dentro del especial de Tumblr, hablaremos de una cantante neozelandesa que...

«Submarine»

Llega un nuevo jueves de películas y esta vez, hablaremos de una joyita indie que cambiaría el rumbo de muches...

«Take It Or Leave It» por Arctic Monkeys

La frase de “él solo quería ser parte de The Strokes” nunca fue tan cierta como con el cover a continuación. En esta semana especial de Tumblr, nos referimos a «Take It Or Leave It» por Arctic Monkeys.

Monumentour

Comenzamos la semana con un nuevo lunes de momentos icónicos, y es que si estuviste en el lado emo de Tumblr,...

«Gold» de Starflyer 59

¿Se han preguntado cómo sonaría un álbum de shoegaze tanto triste y apesadumbrado como dulce y melódico? Starflyer 59...