Boygenius: «The Record»

26-06-2023 | Gente Triste

El invierno recién comienza y las mañanas frías no prometen terminar. Y mientras la nostalgia propia de la estación es algo que tratamos de evitar en estos tiempos,  se nos hace imposible si escuchamos la vuelta del icónico trío americano representante de la gente triste: Boygenius.

«The record» se titula el álbum debut del grupo conformado por Lucy Dacus, Julien Baker y Phoebe Bridgers. Tuvimos que sufrir una larga espera para que esto sucediera y la aparición en el lineup del festival americano Coachella fue la forma de anunciar su regreso. Sus carreras como solistas nos hicieron afirmar su capacidad de transformar la música en distintas experiencias, en donde abunda la tristeza y la melancolía.

A pesar de esto, es imposible negar lo que sucede cuando sus voces se mezclan, creando un material tan mágico que hará llorar, reflexionar y darnos cuenta de cómo diversas situaciones pueden ser reflejadas en una pieza de arte maravillosa y brutal. 

Boygenius es un nombre que nace a partir de todos esos hombres que son puestos en un pedestal y son alabados por el mínimo esfuerzo. Su afán de querer ser tratadas como cualquier otra banda masculina, llevó a que sus fans las llamaran “the Boys” al momento de referirse a ellas, haciendo aún más icónica la apertura de su show en el Coachella con la canción «The Boys Are Back In Town» de Thin Lizzy. Su objetivo de lograr ser percibidas de esa forma se está logrando, pero es innegable la revolución que representan teniendo en cuenta que son mujeres abiertamente queers en esta industria.

El tener a la escritora Elif Batuman escribiendo un ensayo introductorio en el álbum, nos explica de qué forma la literatura es una parte significativa dentro del trío musical. Lucy Dacus leyendo “El retrato de una dama” fue el contexto en el que conoció a Julien. Desde ahí, después de reunirse con Bridgers, la atracción platónica (no tan platónica) fue aumentando. Desde Joan Didion hasta C.S Lewis son unas de las tantas figuras que rodean sus discusiones literarias y fijan claramente una influencia en sus creaciones.

Las letras convergen con lo audiovisual para traernos a Kristen Stewart dirigiendo “The Film”, el video musical que incluye sus tres singles uniendo conceptos que tanto las caracterizan. “El increíble espectáculo de fuegos artificiales que estalla cuando las tres se juntan”, fueron las palabras de Stewart en su estreno, además de dar cuenta de lo afortunada que es esta generación de tener referentes de este estilo cuando ella no los tuvo. Llevándola a esta valiosa experiencia, donde ya es una figura en el presente para todas esas personas que buscan una representación en los medios.

El video debut presenta una versatilidad única. La capacidad de poder mostrar las distintas perspectivas que enmarcan «$20», «Emily I’m Sorry» y «True Blue» de una forma complementaria, hace pensar que, sin una o la otra, existiría un vacío trascendente. Mostrar por separado cada historia, para luego fijar su reencuentro al final de cada canción, explica metafóricamente cómo, a pesar de tener distintas visiones y vivencias, siempre sus caminos se encontrarán para lograr ese anhelado espacio seguro.

Es claro que cada canción refleja la individualidad de cada una y nos hace conocerlas aún más. Así fue en las primeras cuatro: se expresan por separado de una forma única y las demás integrantes entran como un complemento esencial que logra un resultado totalmente representativo. Luego, en las restantes, la combinación de sus tres mentes nos traen melodías llenas de diversos sentimientos y pasiones que transmiten de un modo inigualable todas esas emociones que guardan desde lo más íntimo. 

“Give me everything you’ve got, I’ll take what I can get” (Dame todo lo que tienes, tomaré lo que pueda) es la frase inicial de este viaje en «Without You Without Them». Ellas la describen como una carta de amor escrita en un mundo pandémico que nos recordó cuánto nos necesitamos unos a otros. Sus voces a capella nos transportan a un lugar al que los pensamientos se hacen secundarios y una luz mañanera nos llega directamente al rostro. 

“Always an angel, never a god” (Siempre un ángel, nunca un dios) se repite una y otra vez en «Not Strong Enough» como un eco constante en nuestra mente que refleja todo tipo de inseguridad. A lo largo de la canción, se nos cuenta que bajar las expectativas personales es un mecanismo para que el resto tampoco espere una mejor versión. Y sí, ni ellas mismas lograr encontrar respuestas a esta situación: “I don’t know why I am the way I am”.

La falta de comunicación es un tema que se repite bastante en su lírica. “But we don’t have to talk about it, I can walk you home and practice method acting” (No tenemos que hablar sobre eso, puedo acompañarte a casa y actuar como si nada) es parte del coro de «Cool About It». La narración sigue esos momentos en donde se está con alguien y ambos saben que hay un pasado simbólico en su relación, pero prefieren fingir y hacer como si nada pasa. Refleja el poder sentir tanto y expresar poco, reprimiendo absolutamente todo. 

Cada letra tiene una interpretación y significado diferente al que les dan las propias artistas, dependiendo del momento de nuestras vidas en el cual nos encontremos, situación que hace a este álbum tan personal y elocuente. Si nos detuviéramos en cada canción, sería imposible poder llegar a acuerdos sobre lo que despierta en cada persona. Es intrigante pensar que si se cambia una palabra en, por ejemplo, «We’re In Love», la canción torna un sentido completamente distinto. Por esto, es necesario comenzar esta travesía musical y literaria receptivamente a conocer nuestras experiencias de vida de una manera que quizás nunca hubiéramos pensado.

«The record» nos acompaña precisamente en esta época en donde el sol se extraña un poco y las nubes nos ayudan en nuestros pensamientos melancólicos. Quizás este ambiente nos ayude a disfrutar de este repertorio de un modo en el que el hemisferio norte no puede. Tal como dijo Phoebe Bridgers en una entrevista con Rolling Stone: Estar alrededor de “the Boys” es sentirse válido acerca de que nuestros problemas son problemas reales.

«Home» por Twenty One Pilots

Nos tomamos este martes de covers para conmemorar el cover de «Home» de Edward Sharpe and the Magnetic Zeros interpretado, por supuesto, por Twenty One Pilots.

«The Prophecy» de Taylor Swift

En esta ocasión, hablamos de «The Prophecy», canción de Taylor Swift que captura el anhelo de la cantante por cambiar su futuro, preguntándose si su destino es vivir en solitud.

«Video Games» por Gracie Abrams

Prepara tu mejor café y ponte cómode, porque el día de hoy hablaremos de «Video Games» de la inigualable Lana Del Rey, esta vez interpretada por Gracie Abrams.

«102» de The 1975

Hace más de 10 años, Matty Healy nos presentaba por primera vez una de las baladas más melancólicas de su carrera; la primera canción de The 1975 y la que nos reúne el día de hoy. Así es, hablaremos de «102».

«It’s There Somewhere» de Halsey

Hace más de 10 años, Matty Healy nos presentaba por primera vez una de las baladas más melancólicas de su carrera; la primera canción de The 1975 y la que nos reúne el día de hoy. Así es, hablaremos de «102».

Lorde

Es otro viernes de mujeres bacanes, dentro del especial de Tumblr, hablaremos de una cantante neozelandesa que...

«Submarine»

Llega un nuevo jueves de películas y esta vez, hablaremos de una joyita indie que cambiaría el rumbo de muches...

«Take It Or Leave It» por Arctic Monkeys

La frase de “él solo quería ser parte de The Strokes” nunca fue tan cierta como con el cover a continuación. En esta semana especial de Tumblr, nos referimos a «Take It Or Leave It» por Arctic Monkeys.

Monumentour

Comenzamos la semana con un nuevo lunes de momentos icónicos, y es que si estuviste en el lado emo de Tumblr,...

«Gold» de Starflyer 59

¿Se han preguntado cómo sonaría un álbum de shoegaze tanto triste y apesadumbrado como dulce y melódico? Starflyer 59...