El Tótem de Pedropiedra en Club Chocolate

14-05-2024 | Reseñas

Reseña por Noelia Méndez
Fotografía por Agustín N. Calcagno

El tercer adelanto del nuevo disco del cantante y compositor chileno Pedropiedra fue lo que convocó a su fanaticada a asistir a su espectáculo en pleno Barrio Bellavista. Grupos de amigos, parejas, o gente que le bastaba con su propia compañía, se reunieron en esta fría noche de sábado para disfrutar de una hora y diez minutos de música sin parar.

A pesar del retraso de 20 minutos anunciado por pantallas, los asistentes esperaron –aunque con una o dos pifias de por medio– al gran Pedropiedra, el cual saldría en una tenida completamente blanca a cantar en el alto escenario del recinto. Aunque lo más alto de esta noche era el tótem de casi tres metros que se ubicó detrás del cantante y al medio del escenario, también de color de base blanco, pero con distintas caras de animales coloridas, alas y orejas.

Apenas se asomó Pedro junto a su banda, cada uno con su estilo propio en el escenario, el público se encendió. El setlist de 18 canciones se ocupó de mantener bailando y entonando todos los clásicos del cantante que lleva casi 26 años en la escena musical chilena.

La séptima canción es «Tótem», la cual salió dos días antes de esta presentación, pero el público la cantó como si llevara años dentro de la discografía de Pedro. “Humo por favor” pidió antes de que comenzara a sonar una introducción misteriosa, ancestral, eléctrica y oscura. El verde y una suerte de luna azul inundaron el escenario.

Pedropiedra tomó el micrófono y comenzó a cantar sobre una persona que va a buscar a sus ancestros, no muy seguro si para culparlos o agradecerles, tocando temas como el infierno, las dudas, y dando cuenta de un viaje que emprende para conseguir este objetivo. Posteriormente se encuentra con un gran tótem, al cual mira cada vez que dice “Y lo vi frente a mí, el tótem/Y mis ojos abrió en la noche”. La gente grita y salta, apuntan con el dedo hacia Pedro cada vez que él mira hacia abajo, hacia arriba y hacia el centro. Todos rodean el escenario escuchando y disfrutando del show.

Una coincidencia, o un setlist muy bien planeado, hace que la décima canción sea «10 minutos», un lanzamiento inédito del próximo álbum sólo para aquellos que estaban ahí presentes. La describe muy bien como una canción bonita y romántica, la cual da a entender cómo una persona quiere ayudar a quien ama en cada situación: “Solo dame diez minutos y tu vida cambiaré/Cuando el sol esté de luto alegría yo seré”. Todas las parejas se miraban con cariño, se abrazaban, besaban, movían las manos arriba al son de la música y escuchaban con bastante emoción esta balada.

El show es rápido, no hay muchos espacios entre canciones, pero Pedro se da el tiempo de agradecer a todo el equipo que lo acompaña, incluyendo a los músicos que dejaron toda su energía y talento sobre el escenario: Catalina Rojas en la guitarra y coro, Eduardo Quiroz en la batería y coro, Leo Saavedra en el teclado y coro, y “Jorge de la selva” en el bajo y coro.

Debido al cover que hizo de la gran canción de Raffaela Carrà, “¡PEDRO PEDRO PEDRO PEDRO PÉ!” gritan todos para llamarlo de vuelta, cuando parecía que el concierto había acabado tras «Vacaciones». El hecho de que el público fuese más bien adulto no quita el hecho de que se entusiasme cuando volvieron al escenario para cantar las últimas tres canciones. Alzan sus copas y vasos para demostrar lo feliz que estaban de que esto continuara.

La voz de Pedro envolvió a todo el recinto durante el show. Su calidad interpretativa y carisma son únicos. Con humildad, se para sobre el escenario y da un espectáculo que tiene a todos bailando de principio a fin. Toca guitarra, se sienta para acercarse a quienes están abajo, si no está tocando un instrumento se mueve e interactúa con los músicos, salta, rapea, grita. Su energía es imparable.

El show finalizó con la clásica canción «Inteligencia Dormida», con la cual juega cantando como si estuviera hablando, y hace que solo la batería marque en algunas partes, para que después todos los músicos se unan con gran fuerza. Él cambia algunas notas, hace cantar al público mientras él no para de moverse de un lado a otro.

Con casi 50 años de edad, su música no para de evolucionar. Se nota que va recogiendo los sonidos de todos los proyectos musicales de los que ha participado en su larga carrera musical. Un show de Pedropiedra es enérgico, emotivo, nostálgico y entretenido, donde el público acompaña con cada una de estas características y más. No por nada fue el perfecto telonero de Los Bunkers para el cierre de su gira «Ven Aquí» en un Estadio Nacional repleto.

Su sexto disco «Tótem» se lanzará el próximo 5 de septiembre, contando ya con tres sencillos, podemos imaginarnos que lo que se viene será grande.

«Home» por Twenty One Pilots

Nos tomamos este martes de covers para conmemorar el cover de «Home» de Edward Sharpe and the Magnetic Zeros interpretado, por supuesto, por Twenty One Pilots.

«The Prophecy» de Taylor Swift

En esta ocasión, hablamos de «The Prophecy», canción de Taylor Swift que captura el anhelo de la cantante por cambiar su futuro, preguntándose si su destino es vivir en solitud.

«Video Games» por Gracie Abrams

Prepara tu mejor café y ponte cómode, porque el día de hoy hablaremos de «Video Games» de la inigualable Lana Del Rey, esta vez interpretada por Gracie Abrams.

«102» de The 1975

Hace más de 10 años, Matty Healy nos presentaba por primera vez una de las baladas más melancólicas de su carrera; la primera canción de The 1975 y la que nos reúne el día de hoy. Así es, hablaremos de «102».

«It’s There Somewhere» de Halsey

Hace más de 10 años, Matty Healy nos presentaba por primera vez una de las baladas más melancólicas de su carrera; la primera canción de The 1975 y la que nos reúne el día de hoy. Así es, hablaremos de «102».

Lorde

Es otro viernes de mujeres bacanes, dentro del especial de Tumblr, hablaremos de una cantante neozelandesa que...

«Submarine»

Llega un nuevo jueves de películas y esta vez, hablaremos de una joyita indie que cambiaría el rumbo de muches...

«Take It Or Leave It» por Arctic Monkeys

La frase de “él solo quería ser parte de The Strokes” nunca fue tan cierta como con el cover a continuación. En esta semana especial de Tumblr, nos referimos a «Take It Or Leave It» por Arctic Monkeys.

Monumentour

Comenzamos la semana con un nuevo lunes de momentos icónicos, y es que si estuviste en el lado emo de Tumblr,...

«Gold» de Starflyer 59

¿Se han preguntado cómo sonaría un álbum de shoegaze tanto triste y apesadumbrado como dulce y melódico? Starflyer 59...